¡Inquilino! Si vas a alquilar una vivienda, ésto te interesa, intenta evitar  siempre estos 6 errores a la hora de firmar un contrato de arrendamiento:

  1. A muchos arrendadores o caseros les encanta tocarnos a la puerta para exigirnos el alquiler, ésto te puede traer muchos problemas. Ante ésta práctica, exige el pago de la renta mediante transferencia bancaria.
  2. La fianza, que bien nos exige el arrendador, conlleva una serie de obligaciones, la más importante: debe ser depositada en alguno de los organismos que cada Comunidad Autónoma habilita. Pide siempre un justificante al propietario de dicho depósito y ahorrarás en disgustos más adelante.
  3. En muchos casos te encontrarás arrendadores poco dispuestos a cambiar los suministros de titular porque “es un jaleo”, “que más nos da, si mientras las pagues…” Nuestro consejo: algún suministro debe de ir a nombre del inquilino. Te permite demostrar la veracidad del contrato y defender tu derecho. Puede ser el recibo de agua, gas, internet etc.
  4. ¿A que no te gustaría despertar una mañana con la policía llamando a tu puerta sin saber qué has hecho? Pues pide siempre una Nota simple antes de firmar el contrato y así poder comprobar las cargas o embargos que pueda tener la vivienda.
  5. Algo poco común es la inscripción del contrato en Registro de la Propiedad. Aunque suponga un sobrecoste, es aconsejable inscribirlo para poder interponerlo a terceros en caso de subasta de la finca para el caso, por ejemplo, de que el propietario deje de pagar la hipoteca,
  6. Conoce un poco la ley, o ten algún amigo que sí lo haga. Para duraciones superiores al año, incluye en el contrato una cláusula que establece el art. 11 de la Ley de Arrendamiento Urbanos (un mes por cada año que quede por cumplir o la parte proporcional), para limitar la indemnización que te puede reclamar el propietario.