Las custodias compartidas han dejado de ser algo excepcional en nuestro país, situándose ya en torno al 20%. Pero, cuando no existe esa custodia compartida, al cónyuge no custodio se le otorgan derechos de visita, para que pueda continuar relacionándose con sus hijos. Estos derechos son en muchas ocasiones objeto de conflicto. Pese a las variadas razones que pueden alegar ambas partes, ningún incumplimiento injustificado y reiterado es aceptable.

Los pasos que tenemos que seguir ante un incumplimiento de nuestro derecho de visitas son:

  1. Intentar llegar a un acuerdo con nuestro ex cónyuge. Si queremos que éste tenga efectos jurídicos, pondremos una demanda de modificación de medidas, para que consten las nuevas circunstancias. Para acuerdos temporales, lo mejor será firmar un acuerdo privado o ante notario.
  2. Si el acuerdo resulta imposible, tendremos que pedir formalmente, por ejemplo mediante un burofax, que se cumplan las medidas.
  3. Si la otra parte continúa incumpliendo, deberemos presentar una demanda de ejecución de la sentencia o convenio. Se requerirá a la otra parte para que cumpla o justifique su incumplimiento. Si nuestra ex pareja sigue sin cumplir el régimen de visitas, se le podrán imponer multas coercitivas mensuales, hasta que se cumpla lo establecido.

Paralelamente, se podrá interponer una modificación del convenio para que se cambie el régimen de visitas o incluso se nos conceda la custodia del menor.

Y, ¿qué ocurre si es nuestro hijo el que no quiere que se cumpla el régimen de visitas? Esta es una situación delicada para el menor. Si el rechazo del niño ha sido producido por la influencia del otro progenitor, lo que se denomina síndrome de alienación parental, podremos justificar en ello la demanda. Pero si ese rechazo proviene de una falta de contacto, al haber incumplido nosotros el régimen de visitas anteriormente, puede que esa demanda no tenga éxito.

Si está teniendo un problema de este tipo, en Serna Castejón Abogados podemos ayudarle. Puede contactar con nosotros y estudiaremos su caso.